viernes, 14 de octubre de 2016

La Gema de antaño y leyendas de esmeraldas

Cristales de esmeralda
Las esmeraldas por siglos han sido conocidas como las piedras preciosas de los Reyes, su rareza y belleza se presta para que estén dentro de sus posesiones. Como talismán, se dice que tiene la capacidad de agudizar el ingenio, confiere riqueza y poder y ayuda a predecir eventos futuros. Se pensaba también que servía para fortalecer la memoria, y que era la forma de afilar el ingenio, y para permitir al usuario convertirse en un orador elocuente. Una piedra reveladora de verdades, con fama de pasar a través de todas las ilusiones y hechizos, era también considerada como para revelar la verdad o falsedad en el juramento de un amante. Esto último me parece  extraño, ya que por otro lado tiene fama de amortiguar la lujuria, así que quizás ayudaba a despejar la cabeza lo suficiente para ver la verdad sobre los enamoramientos, propiedad útil para un rey (o una reina), que tenía que saber todo sobre consortes!

Selección de gemas en Zambia
La esmeralda también fue utilizada como un antídoto para venenos y heridas infectadas, así como contra la posesión de los demonios. El color verde suave de la esmeralda se piensa que es relajante para los ojos cuando se está  bajo mucha tensión. Esta era una creencia tan común que los trabajadores de estas gemas mantenían esmeraldas en su banco de trabajo con el propósito especial de descansar la vista, que después de muchas horas de trabajo observando de cerca otras gemas. La esmeralda también tenía fama de ser un buen remedio para la disentería, y se utilizó para este fin por los médicos españoles e hindúes de distintas épocas, así como también la ocuparon algunos pueblos árabes como efecto curativo de las intoxicaciones.

Muchas ciudades misteriosas y legendarias de la antigua India, escrito en diferentes libros y en cuentos que decían de diversas paredes o templos de esmeralda y otras piedras preciosas. Cuentos de árboles y plantas que gotean esmeraldas y rubíes  por sus hojas, abundan, lo que sugiere que estas piedras maravillosas serían la recompensa por la suerte de encontrar estos palacios, ciudades y templos. Por supuesto, cuando los españoles conquistaron el Nuevo Mundo y descubrieron las esmeraldas y el oro, se puede concluir que algunos de ellos pensaron que habían encontrado de hecho los tesoros de los antiguos.
Leyendas de la religión hindú de la India, indican que si se hacían ofrendas de esmeraldas al dios
Krishna serían recompensados ​​con el conocimiento profundo del alma. La esmeralda en las enseñanzas hindúes estaba asociada con el planeta Mercurio, mientras que en las tradiciones que son más occidentales, se le asocia sobre todo con Venus, aunque a veces también con Mercurio. Tal vez los occidentales pensaban que el color verde mar era lo más apropiado para una diosa que emergió del mar.

Los hindúes no eran los únicos que ofrecían las piedras preciosas a sus dioses, hubo muchas otras civilizaciones que ofrecían su oro y esmeraldas a sus dioses, se decía que si era valioso para nosotros, más aún a nuestros dioses, ¿no?

En la ciudad peruana de Manta, en la época de la conquista española, una esmeralda del tamaño de un huevo de avestruz fue venerada y adorada como una diosa, esta piedra lleva el nombre de Umiña. La esmeralda solamente era adorada en los días de fiesta, de acuerdo con sus sacerdotes, la mejor manera de honrar la "esmeralda madre era llevarle esmeraldas más pequeñas, o 'hijas', para ella. Fue tal la cantidad de pequeñas esmeraldas  que se construye una inmensa tienda de esmeraldas, como un santuario, pero los españoles que invadieron la ciudad, obligaron a los sacerdotes a ocultar a Umiña. Piedra que nunca más fue encontrada por los españoles, pero sus hijas si, cayeron en las manos de los conquistadores. Durante esa época se les identificó erróneamente como "diamantes" e hicieron una muy mala prueba aplastándola con un yunque. Muchas piedras preciosas fueron destruidas por medio de esta antigua prueba.

Existe cierta controversia en cuanto a si la esmeralda habría sido incluida en el pectoral del sumo sacerdote. Varias revisiones han cambiado los nombres y ordenamientos de las piedras existentes de esos tiempos. Esto, junto con las dificultades de convenciones y diversos nombres populares, también se han cambiado los años, las piedras han sido conocidas por varios nombres, así como un término que abarca varias piedras, conduce a las dificultades de identificar con exactitud las innumerables piedras.

Esmeraldas de Muzo

No es insólito, que la esmeralda fuera siempre conocida por los egipcios. Existieron varias minas de esmeraldas, donde trabajaron los Nubios.

"En la esmeralda se expresa la fuerza de la fe ante la adversidad" esto se refiere a la importancia de las doce gemas apocalípticas. A lo largo de las líneas de la teología cristiana que habla de las gemas, Andreas, el obispo de Cesárea decía esto de la esmeralda: "La esmeralda, que es de color verde, que se alimenta con aceite, que su transparencia y su belleza no pueden cambiar; concebimos esta piedra para santificar a Juan Evangelista. Él, de hecho, calmó las almas abatidas por el pecado con un aceite divino, y por la gracia de su excelencia esta doctrina da fuerza constante a nuestra fe”.



Los escritores posteriores de la iglesia rechazaron la asignación de las piedras angulares de los apóstoles, pues sostenían que sólo Cristo podía considerarse a sí mismo como el fundamento de su Iglesia. Con este fin, un escritor estableció que el verde esmeralda transparente significó la bondad y la bondad de Cristo.

Cualesquiera que sean las supuestas propiedades de las esmeraldas, estaba muy bien considerada como una joya superior de gran mérito y beneficio. Si la esmeralda era la piedra del rey, de un sacerdote, del Hijo de Dios, o una diosa, el color verde hermoso de esta piedra preciosa ha dado un lugar al honor de los pueblos de casi todo el mundo.







Escrito por: Alejandro Glade R.









2 comentarios: