lunes, 1 de agosto de 2016

El invunche o inbunche.


Lugar: Archipiélago de Chiloé


Es un mito que es muy terrorífico y aterrador por varias razones. 

En primer lugar, se centra en un niño. 

Un hijo primogénito que fue vendido por sus padres antes de su noveno día de nacimiento a un miembro de la comunidad de brujos, esta comunidad correspondía a un grupo especial de brujos. 

En segundo lugar, el bebé tiene la capacidad de deformarse y dislocar sus miembros. Dos meses más tarde, se le bifurcó su lengua. Con el tiempo, los brujos lo sometieron a tales brujerías que este niño era capaz de girar la cabeza en 180 grados. 

Su última transformación consistió en cortar bajo el hombro derecho haciendo una incisión, insertando y cosiendo su mano derecha dentro de la herida. Cuando sanaron sus heridas, el Imbunche estaba completo y listo para asumir su papel como guardián de la cueva de los brujos y consultor de los brujos de Chiloé. 

Su aspecto final era de un ser totalmente deforme,  tiene su cabeza doblada hacia atrás;  además, tiene torcidos los brazos, y codos salidos, dedos deformes, nariz, boca y orejas dobladas. Anda en una sola pierna o en tres pies como también camina en una pierna y las manos, pues la otra pierna está pegada por detrás al cuello o a la nuca. El invunche no habla, y sólo emite sonidos guturales, ásperos y desagradables.

Este mito es uno de los pocos que fuera llevado fuera del país de origen para ser llevado a un libro por el escritor británico Alan Moore.  



Recopilación por: Alejandro Glade R.






No hay comentarios:

Publicar un comentario