martes, 7 de marzo de 2017

La leyenda "El tesoro del Santiaguillo"

Replica del "Santiaguillo" en Valparaiso año 1986
El español Alonso Quintero, capitán al mando del  Santiaguillo, carabela de dos palos, aparejo latino y toldilla, de dieciocho metros de eslora y cinco metros de manga, llega a Chile por mar en apoyo y a encontrarse con Diego de Almagro. Alonso Quintero debía ir por la costa a medida que avanzaba hacia el Sur, para hacer el contacto, una de las partes donde se sabe que recaló fue Mejillones, donde la tripulación tomo contacto con los Changos. Los cronistas, dicen que había asentamientos con hasta trescientos Changos, organizados por familias. Esto ocurría hacia el año 1536, los Changos buenos navegantes en sus embarcaciones de cuero de lobo, avistaron al Santiaguillo, y rápidamente por intermedio de los Chasquis toda la comunidad Changa se enteró del Santiaguillo.

El Santiaguillo siguió su avance hacia el sur y logra encontrarse con Diego de Almagro a la altura de los Vilos.

Se dice que los tripulantes de la carabela Santiaguillo, con sus cruces en las velas, venía en busca de oro, por lo que el Santiaguillo recaló también en la Bahia de Quintil, actual Valparaíso, donde sus tripulantes se dirigieron a Marga Marga en busca del oro.

Se decía que en el puerto de Los Vilos había fondeado un barco español llamado Santiaguillo, que venía cargado de fabulosos tesoros desde el Perú, al cargar ese tesoro en botes para llevarlo a tierra, encalla y el tesoro se pierde sepultado en las playas por el mar.

Dice la leyenda que algunos pescadores que extraen los productos del mar, han visto una pequeña embarcación llena de tripulantes, y aseguran que son las almas de los marineros de la carabela "Santiaguillo" que no han sido sepultados, y que están pidiendo descanso. El descanso  de los marineros muertos, según  los pescadores y la leyenda, llegará cuando alguien descubra el tesoro sepultado en las playas de Los Vilos.




Recopilación de: Alejandro Glade R.