sábado, 8 de octubre de 2016

La leyenda de la Ñusta y la Tirana.

Lugar: Norte de Chile.

Coordenadas: 20°20'9.77"S 69°39'23.11"W
 (plaza de La Tirana,
donde está la estatua de la Ñusta)
20°20'26.08"S 69°39'3.50"W
 (lugar de la Iglesia antigua,
 donde se encontró la cruz)
Esta leyenda proviene del  tiempo en que los españoles conquistaron el Perú, y se trata de una bellísima princesa, de nombre Ñusta Huillac, que acostumbraba ejecutar a los extranjeros que llegaban a sus tierras, acto del que hiso una costumbre, y que recibió el sobrenombre de “La Tirana del Tamarugal”.

Diego de Almagro, conquistador español, durante el año 1535, viajaba con sus ejércitos y comitiva a Chile, desde el Cuzco, después de haber capturado esclavos, para los trabajos de los españoles apresados en la región del Cuzco. Entre todos estos rehenes se encontraba la princesa Ñusta, última descendiente de un sacerdote que rendía culto al sol.

Durante esta travesía, la joven logra escapar junto con algunos de los “Wilcas” fieles y valientes guerreros suyos, en su penoso escape llegan a un lugar denominado “La Pampa del Tamarugal”, un paraje diferente al terreno por donde habían venido,  este estaba lleno de vegetación y contenía en sus ríos abundantes aguas. Lo encontró un lugar maravilloso y ahí establecieron su refugio.

Fue en ese acontecimiento que “La Ñusta” no tenía compasión por ningún extranjero que llegara a parar a La Pampa del Tamarugal, pues a todos les hacía asesinar de la peor forma. Se supo que Incluso llegó al extremo de matar a indígenas que se convirtieron al cristianismo, religión que comenzaba a ser propagada por parte de los conquistadores españoles, reemplazando a sus propios ídolos y creencias.



Pasó el tiempo y llegó un apuesto hombre al Tamarugal llamado Vasco de Almeida, con el fin de trabajar en unas minas del lugar, con el fin de encontrar fortuna. En una de sus andanzas La Ñusta lo vio y quedó perdidamente enamorada de él, por lo que hizo todo lo que estuvo a su alcance para evitarle la muerte.

Al ver que su amor era correspondido por Vasco de Almeida, la princesa accedió a convertirse en cristiana solo para poder estar junto a él, por lo que se celebraron todos los ritos cristianos y fue bautizada.

Actual iglesia de la Tirana

La Tirana sucumbe ante el amor. Cuando el resto de su comunidad, se enteró de esta situación, los asesinaron disparándoles a ambos cientos de flechas.

Al momento de la muerte le instalaron una cruz de madera  en el lugar del sepulcro de La Ñusta, y el año 1540 el misionero Antonio Rendón, de la real orden mercedaria, construyó una Ermita, porque decían que esta doncella del Imperio Inca estaba emparentada con la virgen y, además de considerar un milagro que le sucedió: Un día vio un arco iris y siguió su comienzo hasta un bosque de tamarugos. Ahí, con infinita sorpresa, encontró una cruz cristiana en uno de los claros de este bosque.

 El santo cura vio en ello una especie de indicio del cielo, una llamada de recuerdo a la Princesa

Tirana del Tamarugal. Por eso edificó una Ermita, que con el correr del tiempo, se convirtió en Iglesia, y llegó a su alero Nuestra Señora del Carmen de La Tirana, pensando en el escapulario Carmelita que llevaba Vasco de Almeida.

Dicha iglesia se convirtió desde los primeros años de su consagración en asidua romería de los naturales de los pueblos y sierras inmediatas, en cuyas venas corre sangre coya. Fue la que fluía por las venas de la bella princesa, “Ñusta Huillac”, que legó su nombre y su historia de fe y amor e impulsó el culto de  “La Tirana”.

La Tirana es una localidad ubicada en la comuna de Pozo Almonte, en la I Región de Tarapacá, Chile. El pueblo de La Tirana se ubica en un oasis situado en el corazón de la Pampa del Tamarugal, distante a 72 kilómetros de Iquique.

A la tradición oral sobre el origen del Santuario se unen los datos históricos que se conservan. Este pueblo de origen minero, leñadores, arrieros y peones, dependía de la parroquia del oasis de Pica a unos cuarenta kilómetros al Sur Este.

Ruinas - Primer Templo antiguo: Del primer templo, destruido por un terremoto en 1868, quedan sólo sus ruinas. Actualmente junto a ella se ha construido uno nuevo siguiendo las líneas de los templos andinos.

El segundo Templo: Se quemó en 1880.

El actual Templo: Se comienza a construir con la ayuda de los mineros de toda la pampa. La guerra del Pacífico interrumpe las faenas, pudiéndose inaugurar sólo en 1886. Es construido sobre una base de madera forrado con planchas de zinc. La reconstrucción del templo permitió la remodelación del pueblo en torno a él.


La data de la presencia de los bailes religiosos en La Tirana es oscura. Hay algunos antecedentes que muestran que antes de 1879, inicio de la guerra del Pacífico, existían grupos de bailes de origen aimara que celebraban la transfiguración el 6 de Agosto. Con la presencia de la soberanía chilena, se comenzará a celebrar el día 16 de Julio la fiesta de Nuestra Señora del Carmen, patrona de Chile.



“La Ñusta al momento de su muerte dijo: muero contenta, muero feliz, segura como estoy, como creyente en Jesucristo, de que mi alma inmortal ascenderá a la Gloria y llegaré al trono de Dios, junto al cual estará mi amado, con quien estaré toda una eternidad. Sólo les pido que después de mi muerte, coloquen una cruz en mi sepultura, que estará al lado de la de mi amado”.





Recopilación de: Alejandro Glade R.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada