sábado, 28 de mayo de 2016

Leyenda de la iglesia del diablo


Playa chica de Cartagena, al fondo se puede ver la iglesia sin techo.
Esta iglesia tiene su historia, todo el que la ve cree que siempre ha estado en ruinas, se llama la Iglesia del Niño Jesús, está a un costado de la playa chica de Cartagena, camino a San Antonio.

Con el transcurrir del tiempo ha tenido diferentes aspectos y estados debido a que se cree que en esa iglesia habitan extrañas fuerzas que la llevan a quemarse y a derrumbarse parcialmente. Cada vez que se ha intentado techarla  y ponerla en servicio es parcialmente destruida por lo general en su techo.

La historia que se transforma en leyenda dice así:   Existió en Cartagena un personaje llamado Eugenio Berguessio al que le gustaban todo tipo de juegos de azar, el vicio lo llevó a quedar en la ruina sin un solo centavo, para solucionar el problema de pobreza recurrió a hacer un pacto con el diablo, éste le concede la petición haciéndolo nuevamente rico y con una gran fortuna, pero con una condición, que le construyera una iglesia cristiana, con una particularidad, la iglesia no tenía que tener techo, y la hiso construir justo en el lugar donde está ahora.  

Estado actual. después del terremoto de 1985

El balneario de Cartagena tiene su iglesia con un detalle intrigante, la iglesia casi nunca ha tenido techo, y cada vez que se intentó colocarle techo, esta cayó derrumbado por terremotos o quemado por incendios.

Otra historia que existe sobre la misma iglesia es que dos hermanas hicieron un pacto con el diablo para salir de la pobreza, pero cuando llegó el momento de entregar el alma al diablo el pánico las llevó a eludir el compromiso y fueron a pedirle a un sacerdote que les ayudara a salvar sus almas, este cura les sugirió usar todo el dinero mal habido en la construcción de una iglesia que coincidiría con la iglesia del Niño Jesús frente a la playa chica. Esto puso furioso al diablo que igual quiso cobrar su paga, pero las mujeres se refugiaron adentro del templo, y el diablo con su furia arrancó los techos y condenó a la iglesia a nunca más tener techo y convirtió a las dos hermanas en lechuzas, las que son vistas por los curiosos que pasan por el sector. 

El techo cada vez que se intentó volver a colocar se incendió y se destruyó.

Y es por eso que la Iglesia del Niño Jesús  de Cartagena también es conocida como  "La Iglesia del Diablo" o "La Iglesia Maldita de Cartagena".

No se ha sabido hasta el día de hoy que quieran volver a levantarla. Lo único que va quedando es la fachada, los muros laterales y el muro trasero con una gran cruz adosada al mismo.



Recopilación de: Alejandro Glade R.


No hay comentarios:

Publicar un comentario